jueves, 14 de mayo de 2015

Amperímetro



NOMBRE:                     AMPERÍMETRO



DIMENSIONES (cm):   9,5 x 10 x 5



MATERIAL:                   MADERA, PLÁSTICO, VIDRIO, COBRE

DATACIÓN:                  SEGUNDO CUARTO DEL s. XX

Nº CATALOGACIÓN:    E-32
                                      ELECTROMAGNETISMO-001
                                     16.01.004

Para la medida de las magnitudes de la corriente eléctrica, se emplean los llamados galvanómetros absolutos, en los cuales la desviación de la aguja es una función de la intensidad fácilmente calculable. 

El galvanómetro está formado por una bobina móvil por la que circula la corriente, un imán fijo, un indicador y una escala. Al circular la corriente por la bobina, se origina, de acuerdo con la Ley de Laplace, dos fuerzas iguales y contrarias a cada lado de la bobina, perpendiculares a la vez al campo magnético y a la corriente. Este par hace girar la bobina hasta que se ve equilibrada por el par restaurador proporcionado por la suspensión mecánica de la bobina.

En los amperímetros de hierro móvil, la bobina es fija y se coloca un trozo de hierro fijo a la bobina y otro unido a una aguja móvil sobre un pivote. Cuando circula la corriente por la bobina, ambos trozos de hierro se transforman en imanes por el efecto magnético de la corriente y se repelen mutuamente sin importar el sentido de la corriente por lo que pueden usarse tanto para medir corriente continua como alterna.

En un amperímetro, se coloca en paralelo con el galvanómetro una resistencia pequeña llamada shunt. Al ser la resistencia del shunt mucho menor que la del galvanómetro, la mayor parte de la corriente pasa por el shunt y la resistencia efectiva del amperímetro es mucho menor que la del galvanómetro. En el caso de los voltímetros, se coloca una resistencia grande montada en serie con el galvanómetro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario